Last Train

Last Train

Descubrieron el rock gracias a Led Zeppelin, Queens of the Stone Age, Black Rebel Motorcycle Club y también a The Bronx. Justo después, su creciente deseo de componer canciones propias propició la aparición de sus primeras demos. Éstas pecaban de cierto amateurismo pero estaban llenas de pasión e intensidad. Acto seguido, todo empezó a tomar un ritmo frenético: “Hicimos más de 120 conciertos en Francia, y también en Estados Unidos, China, a lo largo de Europa, la Isla de Reunión, Vietnam y Birmania. Llegamos a acuerdos con nuestro tour manager y nuestro propio sello, Cold Fame Records, con los que ya habíamos sacado discos y montado diversas giras para nuestros otros grupos.” A todo esto se le sumó que actuasen en importantes festivales franceses como Eurockénnes, Vieilles Charrues o Main Square, dos EPs destacados y bien recibidos por la crítica y muchas horas en aviones y trenes. Con todo ello iban atrayendo a fans adictos a sus conciertos de alto voltaje y allanaban el camino para el lanzamiento de su primer disco.Su nuevo disco se llama Weathering” y salió el pasado 7 de abril con la discográfica Barclay. Es un álbum crudo, seductor, melódico al mismo tiempo que romántico, brusco, intenso e inteligente, hecho para la carretera, el escenario, la noche. “Nos etiquetan como un grupo de ‘rock and roll’ y eso no nos molesta para nada porque es la verdad: el rock es nuestra forma de expresión. Pero ten cuidado, es fácil confundir la expresión con el estilo de música. Nosotros tocamos así, es necesario que sea energético, fuerte y sincero… dicho eso, escuchamos de todo, no solo rock. Con nuestra forma de expresarnos, queríamos grabar música que fuese honesta, sincera y bonita para nosotros.”

Honesto, sincero y bonito son exactamente los adjetivos que definen este disco. No hay aditivos, solo Last Train: y eso es más que suficiente.

 

 

Fotos